Primer visor de venas portátil, VeinViewer Flex

Cuántas veces habremos oído (y sufrido), incluso de la más experimentada enfermera, las temidas palabras "es que no te encuentro la vena". Y no sólo ellas, también cirujanos vasculares, radiólogos intervencionistas, anestesiólogos, etc. tienen que lidiar todos los días con el mismo problema, las venas en muchos pacientes no se marcan en la piel. Si unimos esto a la gran variabilidad anatómica de estos vasos tenemos el cóctel perfecto para desesperar al paciente y sacar de quicio al profesional.

Visor de venas portátiles

Para resolver esta situación, hace unos años se lanzó un sistema para visualizar en tiempo real las venas. Utilizaba un haz de infrarrojo cercano (longitud de onda entre 0.75 y 1.4 µm) generado por LEDs que era reflejado sólo por las zonas de tejido en las que no hay venas. De esta forma la cámara digital capta en el reflejo una "sombra" justamente en el trayecto por el que discurren los vasos (error máximo de 0,06 mm). Como el infrarrojo cercano tiene un bajo poder de penetración, generalmente todas las estructuras que se ven son las venas, porque las arterias tienen en su mayoría un recorrido más profundo.

El problema de los primeros aparatos que se lanzaron (a parte de su precio, cerca de 20000 dólares) era su limitada movilidad. Y es que el quirófano es un lugar pequeño como para andar moviendo un aparato de las dimensiones que tenía el VeinViewer original. Por suerte ahora ha recibido una actualización notable y además de aumentar un 40% el brillo de la imagen proyectada sobre la piel del paciente, ahora es portátil. Sí, un dispositivo portátil para visualizar las venas de aquellos pacientes más complicados.

El hecho de haber conseguido reducir tan significativamente el tamaño manteniendo la calidad del dispositivo es, además de un gran salto técnico, un gran punto a su favor puesto que ahora un mismo dispositivo podrá utilizarse en varios quirófanos o en varios puestos de extracción. De esta forma el coste podría estar más ajustado al beneficio, aunque todavía está por ver el precio que tendrá este dispositivo que está siendo sometido a estudios para compararlo con los resultados de sus predecesores.

Fuente: SomosMedicina