Nuevos desarrollos en los escáneres cerebrales EEG podrían ayudar a detectar trastornos mentales precozmente

La enfermedad mental es una carga de salud tan grande como la enfermedad cardiaca y el cáncer, cuando se mide en términos de disminución de la calidad de vida.

aLT

Los pacientes que sufren trastornos mentales y neurológicos, incluyendo autismo, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y demencia, podrían beneficiarse de los nuevos desarrollos en la tecnología de escaneo cerebral, según un nuevo estudio publicado en ‘The Neurodiagnostic Journal’.

Los recientes avances en la tecnología de la electroencefalografía (EEG), que algún día podrían usarse para medir la función cerebral a lo largo de la vida del paciente, podrían llevar a diagnósticos previos de trastornos mentales y neurológicos comunes.

Los sensores EEG fáciles de usar y de bajo costo ahora están ampliamente disponibles, gracias en parte a la investigación dirigida por los juegos por ordenador y las industrias de ‘wereables’ para el consumidor. Esta nueva generación de dispositivos EEG portátiles hace posible la medición funcional del cerebro durante los controles de atención primaria por primera vez.

Los datos que producen los escaneos por EEG, almacenados en los registros de salud electrónicos de los pacientes, se pueden analizar mediante algoritmos informáticos. La creciente evidencia sugiere que los nuevos métodos analíticos pueden detectar de manera efectiva signos sutiles de cambios atípicos en el cerebro antes de que puedan ser detectados clínicamente.

La enfermedad mental, responsable del 30 por ciento de años vividos con discapacidad

Todas las terapias farmacológicas actuales para las demencias están destinadas a revertir los síntomas finales después de que el daño cerebral se haya desarrollado durante un largo tiempo. Si los cambios cerebrales tempranos pueden detectarse mucho antes de que aparezcan los síntomas, las intervenciones farmacológicas podrían apuntar a desacelerar la progresión de la enfermedad o el trastorno, previniendo o reduciendo la gravedad de los síntomas.

La enfermedad mental es responsable de aproximadamente el 32,4 por ciento de los años vividos con discapacidad, y es una carga de salud tan grande como la enfermedad cardiaca y el cáncer, cuando se mide en términos de disminución de la calidad de vida. La detección temprana de los cambios cerebrales abriría la puerta a nuevos tratamientos dirigidos a desacelerar o prevenir el avance de los trastornos tan pronto como comiencen a desarrollarse, antes de que ocurran cambios irreversibles significativos en el cerebro.

El autor principal del estudio, el profesor William Bosl, afirma: “El EEG es la herramienta de medición cerebral del futuro. Su costo relativamente bajo y facilidad de uso significa que los chequeos cerebrales son ahora una posibilidad real en la atención primaria de rutina. El desafío en este punto es desarrollar los algoritmos informáticos avanzados que se necesitan para extraer la información del cerebro asociada con diversos trastornos”.

“Nuestra investigación inicial ha demostrado que esto es posible para el trastorno del espectro autista a los 3 meses de edad. La investigación de la neurociencia sugiere que el análisis EEG puede revelar información sobre una amplia gama de trastornos neurológicos y mentales, abriendo así un nuevo enfoque basado en detección y prevención”, concluye el profesor Bosl, quien junto a sus colegas está trabajando actualmente para presentar un programa de maestría en informática neurodiagnóstica en la Universidad de San Francisco.

Fuente: El Médico Interactivo