Nueva vacuna podría eliminar tumores agresivos y metástasis

Las pruebas en ratones han mostrado una efectividad del tratamiento de casi 90% en ratones.

ALT

Una nueva vacuna que implica la inyección de dos agentes inmunoestimulantes, directamente en tumores sólidos en ratones puede eliminar el cáncer, incluidas las metástasis distantes y no tratadas, de acuerdo con el estudio de investigadores de la Universidad de Stanford, Estados Unidos.

De acuerdo con el estudio publicado en la revista Science Translational Medicine, la aplicación local de cantidades muy pequeñas de los agentes podría servir como una terapia rápida y relativamente barata contra el cáncer, la cual es poco probable que cause efectos secundarios adversos, concluyeron los científicos.

Posible vacuna contra tumores y metástasis

Sobre la posibilidad de desarrollar una exitosa vacuna, Ronald Levy, director del grupo de investigación, explica que una pequeña inyección en el tumor principal y las células T del sistema inmune no solo acaban con ese foco, sino que erradican los tumores extendidos por el resto del cuerpo.

Se trata de un novedoso y revolucionario es el tratamiento experimental que al momento se ha probado en ratones: inyectar en un sitio del tumor los dos agentes causó la regresión no solo del tumor tratado, sino también del segundo no tratado. De esa manera, se curó la lesión oncológica en 87 de 90 ratones.

Aun cuando el cáncer reincidió en tres de los ratones, agregaron, los tumores retrocedieron nuevamente después de un segundo tratamiento.

Además, explica el investigador, el tratamiento funciona con diferentes tipos de cáncer, incluyendo aquellos que surgen espontáneamente y el cáncer de mama más agresivo, y además de los restos del tumor elimina las metástasis distantes no tratadas.

En su opinión, el estudio podría arrojar un tratamiento (vacuna) que se inyectaría en los pacientes antes de la cirugía para impedir la metástasis: “No creo que tengamos ningún límite sobre el tipo de tumor que podemos tratar”, asegura, “siempre que haya sido infiltrado por el sistema inmune”.

Fuente: Su Médico