Las células madre del cordón umbilical reducen en dos semanas la recuperación de la leucemia.

Las células madre que se extraen de la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos, al trasplantarse a un enfermo de leucemia reducen en dos semanas el tiempo de recuperación de esta enfermedad, que suele durar unos 42 días, según indicó hoy en Madrid el doctor John Wagner.

alt

Wagner señaló, durante la celebración del 10º aniversario de la empresa Vidacord celebrado este jueves en la sede del Comité Olímpico Español, que estas células "consiguen una recuperación más rápida en leucemias agresivas o de alto riesgo"."La quimioterapia no consigue destruir todas las células cancerígenas de una persona con leucemia, en cambio las células madre las atacan y las matan", agregó.Wagner indicó que han descubierto una molécula "con la que hemos conseguido expandir estas células madre para que haya más y conseguir que cuando se haga su injerto sea más compatible".

Las células madre tienen unas células reguladoras que, según destacó Wagner, "ayudan a que el cuerpo enfermo no rechace el trasplante, reduciendo el problema del 'injerto contra huésped', es decir, el rechazo del trasplante, de un 62 a un 12%".También indicó que esta técnica "se está empleando en otras enfermedades, como las patologías neurológicas", y añadió que "se está investigando que las propias células madre de una persona se modifiquen y se puedan injertar si se desarrolla la leucemia para que combata la enfermedad".

El doctor Wagner resaltó la importancia del trasplante de médula o y de sangre de cordón umbilical, ya que "se empleará uno u otro según la persona y el tipo de leucemia. Si una persona no dispone de mucho tiempo, se trasplantará la médula, y si es una persona adulta, mejor las células madre, por la menor posibilidad de rechazo del injerto".Por ello, animó a los españoles a donar médula o el cordón umbilical, "ya que si no existen donantes compatibles se reduce un 10% la posibilidad de curarse".

El presidente de Vidacord, Ángel Álvarez, destacó que la entidad, que acaba de cumplir 10 años, es fruto de "una promesa que me hice con 21 años de crear una empresa de biotecnología". "La idea de Vidacord es escribir una nueva página en la historia de la medicina, y para ello nos espera un futuro de mucho sacrificio y dedicación", indicó.Por su parte, el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, resaltó "la importancia de la ciencia, la investigación y la innovación para conseguir que se siga progresando".

El presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales, después de referirse al fallecimiento de uno de sus mejores amigos por leucemia, destacó la importancia de la investigación "para que nadie tenga que soportar que un familiar o un amigo muera por leucemia".
También dio su opinión al respecto el presidente de la Asociación de Baloncestistas Españoles (ABE), Alfonso Reyes, quien alabó el trabajo del doctor Wagner y deseó que "con esta labor, en un futuro todas estas enfermedades tendrán cura".

Finalmente, el periodista deportivo y padre de Mateo, protagonista de la plataforma 'Una médula para Mateo', Eduardo Schell, destacó la importancia de donar médula porque "existen muchos niños como Mateo que lo necesitan", y dijo que "no se trata de un donante compatible, sino del que más compatible sea".También pidió "que el sistema sea capaz de atender a todos las personas que quieran donar y no se colapse y que el dinero que la gente se queda para hacer el mal se destine a la investigación".

Además, recordó al recientemente fallecido por leucemia Pablo Ráez, a quien Schell definió como "un luchador que cogió el testigo de pedir donantes de médula".

Fuente: La Información