El “estetoscopio digital”, utiliza una sonda portátil y el celular para ver el corazón

Los dispositivos móviles como el celular o las tablets, han facilitado nuestra vida en diferentes formas, pues mejoran la comunicación y búsqueda de información, además de que ayudan a cuidar nuestra salud.

alt

Existen muchas apps para poder hacer un seguimiento de nuestro estado de salud y otras que dan consejos para no enfermarnos, pero ¿alguna vez imaginaste que los dispositivos también podrían ayudarte a hacerte estudios médicos sin salir de casa?

Este es el objetivo del “estetoscopio digital”, uno de los avances tecnológicos más importantes del 2017 que consiste en utilizar una sonda portátil y el celular para ver el corazón y así poder hacer un diagnóstico rápido y certero.

“La medicina sale del hospital”, indica el profesor José Luis Zamorano, director del foro “Avances en cardiología 2017”, donde se presentó el proyecto.

Zamorano indica que una de las mayores ventajas de este estetoscopio es que se puede enviar, desde cualquier lugar, la imagen del corazón a un médico para recibir una valoración.

Asimismo, indicó que en breve se espera que la sonda no tenga que conectarse al celular o tablet, sino que funcione a través de Bluetooth.

El principal beneficio

Bijoy Khandheria, director del servicio de Ecocardiografía del centro Aurora Health Care de Milwaukee (Estados Unidos), indica que el estetoscopio ya existente en su país, ha sido utilizado en la India para revisar el corazón de 600 personas que no podían acudir al hospital.

Por su parte Zamorano indica que el aparato permite tener imágenes de gran definición en color de cómo la sangre corre por las arterias y de cómo las válvulas cardíacas se abren y se cierran, lo que permitirá detectar fácilmente arritmias en una fracción de segundo.

“Es como tener tu corazón en la palma de las manos”, indica.

De igual manera, detalló se podrían detectar oportunamente ictus o hacer una evaluación tras un accidente que represente un riesgo para el corazón sin tener que esperar a que el afectado llegue al hospital.

“Es el futuro de la labor médica. En poco tiempo habrá tantos aparatos como profesionales en los centros de salud”, menciona.

Ahora, se espera que el aparato llegue a las naciones en desarrollo y que se enseñe a los futuros técnicos, médicos y enfermeros a utilizarlo.

“Las universidades tienen que enseñar a los alumnos a analizar el corazón y todo el cuerpo humano en la pantalla de un móvil”, concluye.

Fuente: Su Médico